fbpx

Qué son las etiquetas ambientales para materiales de construcción ecológicos

Qué son las etiquetas ambientales para materiales de construcción ecológicos

Qué son las etiquetas ambientales para materiales de construcción ecológicos

Si deseas tener un hogar sano y ecológico tendrás que aprender a reconocer las diferentes, y muy numerosas, ecoetiquetas o sellos ambientales de los productos que utilices tanto en la construcción como en la decoración de tu hogar. Veamos cuáles son y qué valor aporta cada una de ellas.

Los factores en las que todos nos fijamos al adquirir o reformar una vivienda es la calidad de los materiales de construcción y un diseño atractivo, pero se nos olvida un elemento clave, que sea una casa sana.

Aunque es una tendencia al alza en la construcción en Europa, elegir materiales de construcción ecológicos es algo complejo y difuso, porque no existe una única normativa que lo regule. 

Calidad del aire interior

¿Sabías que los espacios más contaminados y con peor calidad de aire son los espacios interiores? Entre los aspectos a analizar en una vivienda saludable están contar con una buena ventilación y la ausencia de materiales tóxicos que puedan desprender partículas nocivas para la salud.

Esto se debe a que, en una vivienda, los materiales de construcción, los productos de limpieza, los pesticidas, los revestimientos o el mobiliario pueden contener sustancias contaminantes que se liberan a temperatura ambiente, como los compuestos orgánicos volátiles (COV) y semi-volátiles (COSV).

Existen diferentes productos y materiales sostenibles, fundamentalmente los materiales naturales, como pueden ser la madera, la piedra, el lino etc. que hacen que nuestra vivienda sea más saludable. 

En este aspecto es donde juegan un papel importante las etiquetas medioambientales o ecoetiquetas que ayudan a identificar aquellos productos menos contaminantes para el hogar.

Etiquetas medioambientales

Hoy día, son muchos los materiales de construcción que incluyen declaraciones ambientales y etiquetas cuya función es identificar el impacto en el medioambiente del  producto en comparación con los de su misma categoría.

El impacto puede incluir todas las fases, desde su fabricación y su desgaste durante su uso en el interior de la vivienda, hasta su posterior destrucción. Las ecoetiquetas o distintivos medioambientales se clasifican en tres tipos:

Etiquetas reglamentadas (Tipo I y III) son las más reconocidas en el sector porque son otorgadas por un órgano externo al fabricante y nos habla del impacto medioambiental y los procesos de fabricación del producto. Como pueden ser, el consumo de recursos naturales desde su fabricación hasta la puesta en obra y uso.

  • Las etiquetas Tipo I siguen las exigencias de la norma ISO 14024:1999 que se aplican a productos como como griferías, pinturas, mobiliario, adhesivos, aislantes, etc. Y el sello se renueva de forma periódica con revisiones al fabricante para garantizar su cumplimiento.
  • Las etiquetas reglamentadas de Tipo III se regulan bajo la ISO 14025, que ofrece información del impacto ambiental del producto a través de la DAP (declaración ambiental del producto) sobre el medio ambiente basados en el ACV (Análisis del ciclo de vida).

Etiquetas no reglamentadas (Tipo II).  Son desarrolladas internamente por el propio fabricante, por lo que no son tan relevantes las reglamentadas anteriores. Esta norma  dan información sobre la concienciación de una marca fabricante sobre la ecología y su filosofía.

Principales etiquetas ambientales

Siendo las más reconocidas las etiquetas reglamentadas, conozcamos cuáles son las más habituales:  

Etiqueta sobre emisiones al aire interior

Está destinada a productos de construcción y decoración que son comercializados en Francia, aunque en nuestro país la encontramos en muchos materiales.

La clasificación que emplea va en una escala de menor a mayor emisión: A+, A, B y C basándose en los valores que indica la norma ISO 16000 que regula las emisiones de COV (Compuestos orgánicos volátiles) respecto al impacto ambiental de las siguientes 10 sustancias: formaldehído, acetaldehído, tolueno, tetracloroetileno, xileno, timetilbenceno, diclorobenceno, etilbenceno, butoxietanolo y estirol. Estas sustancias se encuentran en productos como barnices, pinturas, disolventes, etc.

Los materiales marcados con la letra A+ incluye los productos que apenas emiten sustancias nocivas al medio ambiente, y con la letra C los que alcanza el valor máximo de emisiones tolerables. En Francia no se permite la comercialización de productos que superen la calificación C.

Etiqueta ecológica de la Unión Europea – Ecolabel

La etiqueta europea Ecolabel fomenta la fabricación de productos que no perjudiquen el medio ambiente. Es un etiquetado voluntario que ofrece al consumidor información exacta y con base científica sobre los productos que adquirimos. Esta etiqueta verde no determina que un material sea natural y ecológico, sino que ha rebajado sus toxinas.

AENOR Medio Ambiente

Esta certificación identifica a empresas, productos y servicios que cumplen con los requisitos medioambientales básicos. Identifica el uso por parte del fabricante de sistemas de gestión ambiental, ecodiseño, eficiencia energética, huella hídrica, etc.

Blauer Engel

Prestigioso sistema de etiquetado alemán que diferencia los productos con baja incidencia ambiental durante su ciclo de vida. Se otorga a productos que cumplen los criterios de reducción del impacto ambiental durante su fabricación y reciclaje, embalaje, uso, emisión, recogida y desecho. También valora criterios de calidad, seguridad y consumo de energía, entre otros.

Cisne Blanco

Esta etiqueta, similar a la alemana pero con origen en los países nórdicos, designa los productos más respetuosos con el medio ambiente siguiendo su ciclo de vida como fabricación, uso y gestión de residuos. Este sello se puede otorgar además de a productos de construcción, a productos tecnológicos, textiles, combustibles, baterías, droguería, etc. e incluso a servicios.

Medio ambiente AFNOR

La certificación AFNOR es de origen francés, y es una de las más completas y exigentes del mercado. Se etiqueta con marcas como NF, CE, AFAQ y la Etiqueta Ecológica Europea. Se aplica a productos o servicios y tiene presencia en todo el mundo.

FSC – Forest Stewardship Council

La etiqueta ambiental FSC garantiza que los productos emplean materias primas de bosques bien tratados y gestionados de forma respetuosa con el medio ambiente.

Certificado IBR – GEPRÜFT UND EMPFOHLEN VOM IBR

Ecoetiqueta que se concede a materiales de construcción respetuosos con el medio ambiente tras superar una serie de pruebas como radioactividad, de sustancias orgánicas peligrosas, biocidas, bifenilos policlorados, de metales pesados, de sustancias orgánicas volátiles, de partículas finas, de formaldehído, compatibilidad biológica (Test de Ames) o el comportamiento electrostático.

Organismos certificadores de construcción sostenible

Además de los certificados anteriores, orientados a empresas y productos, existen otros dirigidos a certificar una construcción sostenible. Los más reconocidos internacionalmente y que operan en España son:

 

BREEAM® (Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology) es el método de evaluación y certificación de la sostenibilidad en la edificación técnicamente más avanzado y líder a nivel mundial por el número de proyectos certificados desde su creación en 1990 en Reino Unido. Está totalmente adaptado al idioma, normativa y práctica constructiva de España desde el año 2010

GBCe (Green Building Council España, o Consejo para la Edificación Sostenible en España) es la principal organización de edificación sostenible en nuestro país. Constituidos en 2008,  GBCe pertenete a la red mundial  World Green Building Council, WorldGBC presente en más de 70 países.

La certificación Passivhaus es un documento oficial emitido por el  Passivhaus Institut que analiza el cumplimiento de una serie de requisitos de sostenibilidad como aislamiento térmico, calidad del aire de dentro de la casa o aprovechamiento de la energía procedente del sol, recogida de pluviales, etc. y  emite una calificación para la vivienda. La puede solicitar cualquier persona y será un técnico Passivhaus quien se encargará de gestionar, supervisar y guiarnos durante todo el proceso de conseguir una Passivhaus.

LEED®  (Sistema de Clasificación de Edificios Sostenibles “Líder en Eficiencia Energética y Diseño sostenible” )  es un sistema internacional de clasificación de edificios basado en el consenso, dirigido por el mercado, y  diseñado para acelerar el desarrollo y la implantación de prácticas sostenibles en todo tipo de edificios. Ha sido desarrollado por el USGBC, Consejo Construcción Verde de EE.UU y cuenta con sede en España.

En resumen, el sistema de etiquetado ambiental está compuesto por diferentes sistemas que debemos analizar antes de elegir un material, y que afectan tanto a sus precios como a la sostenibilidad o al efecto saludable de un producto.

Recomendación HSF: Antes de iniciar una reforma o construcción debemos tener en cuenta que NO todos los materiales de construcción ecológicos son saludables, por lo que debemos tener claros los criterios para elegir entre unos y otros antes de elegirlos. 

En HSF ofrecemos materiales de construcción con ecoetiqueta para una vivienda sana como las Pinturas Kerakoll o productos de Green Building